AMLO abre posibilidad de aplicar dosis de refuerzo de la vacuna contra Covid-19

0
39
AMLO abre posibilidad de aplicar dosis de refuerzo de la vacuna contra Covid-19

Redacción / El Economista

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó este martes imponer como obligatoria la vacuna contra el Covid-19 para prevenir una nueva ola de contagios.

“Nosotros no vamos nunca a volver obligatoria la vacunación (…) porque estamos en los porcentajes más altos de vacunación en el mundo”, dijo López Obrador en su conferencia mañanera.

El mandatario se refirió así a las nuevas medidas restrictivas aplicadas en países europeos como Alemania, Austria y Eslovaquia ante el aumento de las infecciones, lo que degeneró en protestas violentas en los últimos días.

En Alemania, en particular, han sido adoptadas medidas coercitivas contra los no vacunados.

“Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. Hay que convencer, persuadir, no imponer nada”, sostuvo el gobernante, quien destacó la importancia de las vacunas para contener la pandemia.

Según el Presidente, en el país de 126 millones de habitantes, 76 millones han sido inmunizados contra el Covid-19, 85% de ellos con el esquema completo, y hace una semana el Gobierno anunció el inicio de la vacunación para menores de entre 15 y 17 años con la vacuna de Pfizer.

López Obrador reconoció que aún hay sectores rezagados, bien porque “no quieren vacunarse” o se encuentran en zonas remotas a donde todavía no han ingresado las brigadas.

“Vamos a llegar al 90% y vamos a rebasarlo porque tenemos un plan para convencer” a quienes rechazan vacunarse, añadió.

El Presidente dijo que también se analiza aplicar un refuerzo del biológico a personas mayores de 60 años.

“Se va a analizar la vacuna de refuerzo en algunos casos, sobre todo para adultos mayores, pero eso todavía lo tienen que decidir los médicos, los especialistas”, dijo AMLO.

México completa 16 semanas de reducción de contagios por coronavirus, mientras las hospitalizaciones se han reducido 90% con respecto al pico de la segunda ola en enero pasado.

El país es el cuarto más enlutado por la pandemia en números absolutos, con 292,524 decesos, aunque su tasa de mortalidad por 100,000 habitantes es la vigesimotercera del mundo. A ello se suman 3.8 millones de casos confirmados.