Por qué conviene la reforma eléctrica para los mexicanos, explicado por AMLO y Nahle

0
97
Por qué conviene la reforma eléctrica para los mexicanos

Redacción / El Financiero

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó este lunes que la iniciativa de reforma eléctrica será a beneficio del pueblo y no para las empresas privadas. Acusó que los usuarios, actualmente, pagan proporcionalmente más que las grandes corporaciones.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario indicó que “las grandes corporaciones pagan muy poquito por la luz y toda la gente, los usuarios, más de 40 millones de hogares y de usuarios en general, tienen que pagar más que los que tienen grandes corporaciones, centros comerciales, los que utilizan la luz con propósitos mercantiles, comerciales, económicos, financieros, y el que tiene un foco, dos focos tiene que pagar proporcionalmente más que los ‘machuchones’, que los de arriba”, indicó.

López Obrador presentó una diapositiva en la que se detalla que un hogar mexicano paga a 5.2 pesos el kilowatt, mientras que un OXXO lo paga a 1.8 pesos y Bimbo y Walmart pagan a 1.7 pesos el kilowatt. “Cómo van a pagar menos de luz que las familias de clase popular o clase media del país”, indicó el mandatario.

Por su parte, la secretaria de energía, Rocío Nahle García, indicó que esta iniciativa, enviada por AMLO el pasado 30 de septiembre al Congreso de Unión, plantea que las subsidiarias que se crearon en 2013, como resultado de la Reforma Energética, se integren a la CFE, para que esta sea una sola empresa.

También, dijo, contempla que entre todas las áreas de la CFE (generación, distribución, transmisión, procuración) puedan tener interconexión.

A su vez van a subsistir como subsidiarias o filiales, CFE Telecomunicaciones e internet para todos, CFE Energía, CFE Internacional y CFE Capital, esto le va a ayudar a su productividad y a su rentabilidad, aseguró la secretaria.

Rocío Nahle indicó que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) se reincorpora a la CFE, “siempre fue de la CFE, en el 2013 lo sacaron”, con ello, dijo, la CFE va a controlar el despacho de la electricidad y podrá vender su electricidad producida y obtener mayores ingresos, así mismo, seguirá garantizando llevar a los 46.2 millones de usuarios energía constante las 24 horas a precio bajo.

La reforma de 2013 impuso un sistema llamado contrato legado que son acuerdos impuestos entre dos de las subsidiarias de la propia CFE para que compren electricidad ellas a precios generalmente altos y que impactan en la finanza de la empresa. La reforma propone eliminar los contratos legados y cambio de despacho en electricidad, dijo.

La CFE generará como mínimo el 54% de la electricidad, y los privados el 46%, esto garantizaría a todos los mexicanos seguridad energética, donde la CFE mantiene la misión de servicio social y con ello las tarifas de la luz se podrán mantener a un precio por debajo de la inflación, indicó la secretaria.

Por otra parte en los artículos transitorios de la propuesta se destaca que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) pasarían a ser parte de la Secretaría de Energía, esto, dijo, para garantizar una planeación adecuada en el balance energético y eliminar un exceso de burocracia.

Explicó que la CFE, actualmente tiene 191 centrales de generación de energía, pero sólo opera el 55% promedio de su capacidad, de estas 69 son energías limpias, pero en contraparte, en el 2020, la CFE tuvo que comprar 90 terawatts/hora en el mercado eléctrico por 223,000 millones de pesos, y por tener el 45% de sus plantas fuera de operación, subutilizadas, no generó 215,000 millones de pesos más y estos se fueron a las empresas privadas como Iberdrola y Naturgy.

Por otra parte, la secretaria de Energía, dijo que el Cenace despacha primero la electricidad a quién oferta más barato, que por lo general siempre son los privados “rotándose en grupos para mantener su prioridad, se ponen de acuerdo, sin embargo al final del día, a la noche, cuando cierran la factura, a todos se les paga por igual el precio más alto”, indicó.

La reforma planteada también contempla cancelar los contratos, explicó que desde el 2014 hasta el 2018 se realizaron tres subastas a largo plazo de generación eólica y solar, de estas subastas, la CFE está obligada a comprar durante 20 años a un precio fijo la electricidad, que hoy es el más alto del mercado.

Dijo que gran parte de estos proyectos fueron financiados por la Banca de Desarrollo de México (Bancomext) o Nacional Financiera (Nafin), “haciéndonos creer que eran inversiones que estaban llegando”, aseguró.

Rocío Nahle indicó que existen otros tipos de contratos llamados los “productores independientes”, bajo este esquema, la CFE está obligada a comprar su energía por 25 años para apalancar la inversión realizada por estos privados, pero al final, dijo, después de los 25 años la central creada les va a quedar a los privados.

En el modelo de “productores independientes”, la CFE está obligada a pagar el 100% de la generación, aunque le entreguen menos, y el excedente de la generación la empresa privada lo revende en otro modelo ilegal llamado “autoabasto”.

La secretaria presentó una lista con las empresas privadas que tienen contratos de “interconexión legados”, tales como: Mineras, Ternium, Acereras, Cemex, Pemex, General Motors, Wal-Mart, Cementos Apasco, Acelormittal, Kimberly Clark, Nissa y Liverpool.

Los Grupos que tienen este tipo de contratos son: Cadena Comercial OXXO, Movistar, Walmart, Grupo Salinas, BBVA Bancomer, Telmex, Telcel, 7-Eleven, Farmacias Guadalajara, Farmacias del Ahorro, HSBC, Tiendas Chedrahui, Cinemex, Deportes Martí, Sanborns, Cemex, Sears, Cinépolis, Tecnológico de Monterrey, Infra y General Motors.