¿Qué significa eliminar el outsourcing como lo propone AMLO?

0
188
¿Qué significa eliminar el outsourcing como lo propone AMLO?

Redacción / Diario de Yucatán

El outsourcing o subcontratación es un mecanismo de contratación de personal a través de una empresa ajena a la compañía donde va a laborar, por eso también se le denomina proceso de tercerización.

¿Cuál es el objetivo del outsourcing?

El objetivo original de estas empresas de outsourcing o subcontratación es la de reclutar, seleccionar y administrar personal para otras compañías y negocios, bajo indicadores de eficiencia y estándares de calidad, siendo responsables tanto de la logística del personal como sus resultados y prestaciones laborales.

Lo anterior, permite a las empresas que contratan sus servicios ahorrar costos, flexibilizar estructuras y centrarse en los objetivos claves de su negocio.

En la subcontratación formal de personal existen relaciones de trabajo triangulares, es decir que involucran a un patrón, a un beneficiario del servicio y a un trabajador; además de que los contratados en estos esquemas tienen derecho a todas las prestaciones y derechos consignados en las legislaciones laborales y de seguridad social vigentes en el país.

¿Cuál es la complicación del outsourcing?

El problema de este mecanismo de contratación es que en el terreno de la informalidad se volvió una fórmula para evadir impuestos y el pago de las prestaciones laborales que otorga la ley a los trabajadores que, por la necesidad de tener un trabajo o desconocimiento, aceptan trabajar bajo estas condiciones ilegales.

El anuncio de López Obrador

En este contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que va a presentar una iniciativa de ley para que desaparezca el outsourcing.

“Va a ser un tema polémico”, dice.

Denuncia que reformas hechas en el pasado tenían como fundamento ayudar a las empresas que desprotegían a los trabajadores. Sin embargo, cabe aclarar que no todas las empresas de outsourcing o subcontratación se encuentran fuera de la ley.

Hay empresas que están dentro de la legalidad respetando los derechos de los trabajadores y que se encuentran agrupadas, por ejemplo, en la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (AMEDIRH), quienes han expresado la necesidad de que se regule la actividad del outsourcing, pero que no se desaparezca. En su opinión, el empleo se encuentra suficientemente regulado por las leyes y, por el contrario, lo que se necesita es incrementar los mecanismos de supervisión, vigilancia, y sanción a fin de evitar la simulación y la subcontratación dolosa.