Así son los fraudes de venta de autos; internet es la principal vía para cazar a las víctimas

0
60
Así son los fraudes de venta de autos; internet es la principal vía para cazar a las víctimas

Redacción/Diario Presente

La compra-venta de autos se ha vuelto insegura en redes sociales y anuncios en páginas de internet concurridas a través de atractivos anuncios y precios bajos, en las que delincuentes aprovechan para seleccionar a sus víctimas, sea para realizar secuestros exprés, robar o defraudar a los compradores.

Uno de los principales ganchos son anuncios de autos exageradamente baratos, a los que acuden quienes creen que comprarán la ganga del año, aquí se corre el riesgo desde comprar un auto con reporte de fraude o robo, hasta perder la vida.

Otras personas sufren secuestros exprés en los que son obligados a entregar el monto de la compra a los maleantes que saben que cuentan con ese dinero.

Un fraude más a través del internet y uno de los más practicados según personal de la Fiscalía de Justicia del Estado de México, proviene ahora de presuntos compradores a través de un depósito bancario vía internet, en el que se hace una llamada al vendedor y le dicen que una mujer o un amigo irá a ver el auto, una vez acordada la transacción le harán el depósito a cuenta del dueño del vehículo y cuando éste cheque en su cuenta que fue abonado el dinero entregara el auto y los documentos.

Acto seguido los maleantes se retiran con el auto y documentos, quien hizo el depósito lo cancela inmediatamente y la sorpresa es del defraudado, cuando ya no tiene el dinero ni su auto; para evitarlo cualquier depósito debe ser presencial en el banco y se deberá exigir el recibo del depósito para evitar que éste pueda ser cancelado, ya que es requisito bancario contar con este documento para hacerlo.

Otro fraude es el anuncio de autos muy buenos y exageradamente baratos, cuando se contacta al dueño del auto en páginas web y hasta vía telefónica, éste ofrece todas las garantías, pero indica que ya otras personas están en camino a comprarlo, y ofrece la opción de que se le deposite una cantidad a cuenta del vehículo apartándolo, trampa en la lamentablemente muchas personas caen y tras depositar se dan cuenta que el auto y el vendedor son inexistentes.