Pandemia endeuda a tabasqueños; anteponen salud y comida

0
115

Redacción / Diario Presente

El privilegiar la salud y alimentación en el hogar, ha ocasionado que cientos de familias se encuentren endeudadas y dejen de hacer pagos de servicios como el de energía eléctrica, agua y otros impuestos.

De acuerdo a un sondeo realizado por el Sistema Informativo de Tabasco (SIT), coincidieron en señalar que en estos momentos lo prioritario es la familia, por lo que aunque las deudas aumenten, los gastos en el hogar son lo primero.

Mario García expuso que lamentablemente con esta pandemia en su casa ha dejado de pagar diversas deudas, para pagar medicamentos especialmente, pues se requiere que el dinero se utilice en otras prioridades y en estos momentos es la salud. “Estamos tratando de pagar nuestras deudas pero le damos prioridad a las cuestiones de salud y alimentación, la situación laboral también es complicada pero estamos haciendo un esfuerzo en mi familia para solventar los gastos”, apuntó.

En este sentido, Lourdes Valencia comentó que son varias cosas que dejó de pagar, entre ellas, el internet de su domicilio, la luz y el agua, debido a que ante el cierre de su local de antojitos sus ingresos cayeron.

“Hasta unos zapatos que adquirí en pagos dejé de pagar porque las ventas cayeron y se me enfermó mi hijo, entonces, pues solo da para lo básico; las cosas cada vez están más caras en el súper y tuve también que empeñarme para los medicamentos que son caros”, manifestó.

Por su parte, Juan Daniel Castro indicó que desde marzo las letras de su motocicleta que compró en una tienda de electrónica a crédito se han venido venciendo pues ha dejado de pagarla y ha tenido que disminuir sus gastos hasta en un 50 por ciento, pues su salario también fue reducido.

“Espero que para julio o agosto, la situación se componga un poco, para así irme poniendo al día poco a poco, pues no es que uno quiera dejar de pagar, sino que el dinero no alcanza y si se come, no se tiene para otras cosas”, subrayó. Sergio Valencia indicó que dejó de solventar el gasto del cable de su casa, dado que eran 350 pesos mensuales y no es un bien necesario, el pago quedó suspendido, ve televisión abierta hasta que pase la situación del coronavirus.

“Se me ha complicado igual el pago de algunos impuestos, la luz y el agua, no hay ahorita para pagar tanto, realmente la situación está muy complicada, sobre todo, para quienes no dependemos de un sueldo y tenemos que sobrevivir con nuestro pequeño negocio”, puntualizó.

En tanto, Ana García es estudiante universitaria, refirió que la cuarentena le ha dado un giro dificultoso a la economía de su casa, por lo que han tenido problemas en el pago de la colegiatura de su escuela.

“No he podido pagar mis colegiaturas continuamente por falta de dinero, presto, pero me sigo endeudando… trabajo como vendedora de una tienda, pero igual mi sueldo se reajustó, debido a que no trabajamos en los horarios que deben de ser. No me pagan como antes, porque no se cubre el horario que es. También, priorizo la alimentación para sobrevivir, y pues, también recurro al préstamo”, mencionó.

En este sentido, el economista, Darvin Álvarez Carrera, expuso que la economía familiar ha realizado muchos cambios al verse sumergido en un confinamiento obligatorio debido a la problemática de salud que actualmente existe en todo el mundo. Comentó que la mayoría de las familias realizan adquisiciones que son las más esenciales para la manutención del hogar, entre ellos el alimentos, quedando a tras la compra de artículos no esenciales o pagos extraordinarios.

Dijo que las prioridades de las familias hoy en día son otras, la salud y la alimentación, por lo que muchos se atrasan en sus pagos de servicios, impuestos y demás.

Explicó que desde la puesta en marcha de la contingencia sanitaria y el confinamiento obligado la participación ciudadana ha llevado a cambiar la actividad económica del entorno social.

Además, el flujo de dinero se detuvo, de manera presencial y esto ha venido mermando la economía sobre todo de las familias de la clase baja y media. “Si bien es cierto que entramos a una etapa de resección económica a raíz de un problema de salud; esta no iba a ser detenida totalmente pues afectaría a las principales potencias económicas mundiales”, refirió.

FAMILIAS CONTINÚAN EMPEÑANDO

Cabe mencionar que hoy en día derivado de la situación complicada que viven varios tabasqueños, continúan acudiendo a las casas de empeño, donde se pueden ver artículos indispensables para personas discapacitadas.

Algunas personas tratando de respirar económicamente, han recurrido a empeñar hasta la silla de ruedas de sus enfermos, incluso, han llegado a empeñar placas dentales con dientes de oro, las cuales por higiene no reciben en las casas de empeño.

Las casas de empeño están dispuestas a recibir cualquier tipo de objetos, desde joyas, aparatos electrodomésticos hasta artículos curiosos como; muletas y sillas de ruedas.