López Obrador: una consulta popular decidirá si se juzga a los ex presidentes “de Salinas para acá”

0
68

Redacción / infobae

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el Poder Ejecutivo no interferirá en una investigación de corrupción en contra del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien fuera un poderoso aliado del expresidente Enrique Peña Nieto. Lozoya es investigado por sus vínculos con Odebrecht y su papel en la venta de una planta de fertilizantes.

López Obrador ha dicho que no perseguirá a expresidentes por posibles casos de corrupción, sin embargo, aclaró que si los ciudadanos “quieren”, que se enjuicie a expresidentes lo tendría que hacer “al menos de Salinas para acá”.

“Si los ciudadanos reúnen las firmas que se requiere y se hace una consulta y la gente dice: ‘Queremos que se proceda en contra de los expresidentes, de cuando menos Salinas para acá, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña Nieto’, se consulta y la gente dice: ‘juicio’, yo estaría en contra de eso, porque no creo que le convenga al país, pero respetaría la decisión de la gente y se lleva a cabo la consulta, y si la opinión de la gente es que se enjuicie a los expresidentes lo tendríamos que hacer”, indicó.

Carlos Salinas de Gortari, expresidente de México 1988-1994 (Foto: Netflix)

“Los abogados tienen que responder si aplica un juicio en contra de un ex presidente por corrupción”, agregó.

El mandatario mexicano explicó que envió nuevamente la iniciativa para que al presidente de México se le pueda juzgar como a cualquier ciudadano.

“Ya estoy enviando de nuevo la iniciativa para que no quede ninguna duda, porque no se aprobó, porque la iniciativa decía, la reforma al 108, que al presidente se le podía juzgar por traición a la patria y por delitos graves como corrupción y otros delitos graves, pero se dejaba afuera cualquier otro delito; sí se podía juzgar al presidente por corrupción, pero hay otros delitos no considerados graves en donde se podía interpretar que al presidente no se le podía juzgar por esos delitos. Vamos a suponer que hay un agravio en la familia, el presidente maltrata a su esposa, y es un delito, pero como no está considerado delito grave no se le puede juzgar.”

“Entonces, ahora, para que no quede duda, lo que estoy enviando es una iniciativa que dice, palabras más, palabras menos, que al presidente se le puede juzgar por cualquier delito como a cualquier otro ciudadano”.

Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, expresidente de México 1994- 2000 (Foto: Cuartoscuro)

Hace unos días el presidente de México dijo hoy en su conferencia de prensa, que en caso de que se realice la consulta ciudadana para decidir si se llevan a cabo juicios contra ex presidentes mexicanos, él votaría en contra.

“Yo votaría en contra y lo argumentaría. Si vamos muy bien para qué nos vamos anclar en un asunto que nos puede distraer, que nos puede quitar tiempo para avanzar en la transformación o que nos confronte”, dijo el mandatario mexicano.

El titular del Ejecutivo recordó que cuando él tomó posesión de la Presidencia, aclaró que no estaba de acuerdo con perseguir a ex presidentes. “Que pensaba que era mejor condenar el modelo neoliberal, que es mucho mejor que estar persiguiendo a políticos o influyentes, es mejor ver hacia el futuro porque así ya no volvemos a cometer los mismos errores o que vuelva el engaño”.

Vicente Fox, expresidente de México 2000-2006 (Foto: Cuartoscuro)

“La justicia no es solo castigar, la justicia es prevenir”, agregó.

Con la detención de Lozoya Austin, se va cerrando el círculo en torno al ex presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Y es que sus más cercanos colaboradores (acusados ante la justicia de varios delitos que derivan en el desvío de recursos), han comenzado a revelar que el mandatario estaba enterado e incluso fue partícipe de la corrupción y del saqueo en varias dependencias de gobierno.

En la actual administración, encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, existe la sospecha de una alianza político-financiera que constituye casi toda la red de corrupción sistemática que actualmente afecta al país, y que no dejó de fortalecerse en los seis años que duró el gobierno pasado: la relación Enrique Peña Nieto-Salinas de Gortari.

Felipe Calderón, expresidente de México 2006- 2012 y Genaro García Luna ( FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO)

El abogado de Lozoya Austin, Javier Coello Trejo, luego de enterarse del arresto de su cliente en Málaga, España, advitió que su que su defendido “no se mandaba solo”.

 Enrique Peña Nieto, expresidente de México 2012-2018 (FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)

Recordó que había personas que también tenían autoridad sobre él, además que anunció que se pedirá que comparezcan en las audiencias exfuncionarios públicos, los que sean necesarios. Sin citar nombres o cargos, Coello dejó entrever que podrían ser los exdirectores de la Secretaría de Energía, Hacienda, incluso el expresidente Enrique Peña Nieto.

“Lo dejo a su imaginación. (Comparecerán) Todos los que tengan que comparecer”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here