Julio César Chávez y Jorge Arce se dan con todo

0
105

Redacción/Agencias

Sólo fueron tres rounds, pero bastaron para revivir dos trayectorias que marcaron épocas distintas en el boxeo mundial.

Julio César Chávez, el gran campeón mexicano (así fue presentado de nuevo anoche) y Jorge Travieso Arce se subieron al ring del Auditorio Municipal de Tijuana. El César del Boxeo tenía 15 años en el retiro, su rival cinco.

Y entonces vino el intercambio de golpes y ya no cesó. Algo de fuerza se pierde con los años, pero no la técnica, no la clase, no el pundonor. Se batieron incluso tras sonar la campana del tercer asalto.

El combate fue a beneficio del hijo de José Luis Castillo, otro expúgil, quen sufrió un derrame cerebral y requiere de asistencia.

Julio subió al cuadrilátero con su tradicional banda roja alrededor de la cabeza; 57 años y se le vio en buena forma a quien fuera monarca en tres diferentes divisiones (superpluma, ligero y superligero).

Al verlo moverse sobre el ring se pudieron de pronto resumir aquellos 25 años de trayectoria en el boxeo profesional. Su rival, a la altura: el Travieso puede presumir de ser el único campeón mexicano en cinco divisiones. Jorge cumplió 40 años y mantiene su dinámica.

Fue una pelea de exhibición, pero Tijuana dio anoche un gran motivo para la nostalgia, a ver a dos grandes colisionar en pro de una buena causa. Dos monarcas con objetivos altruistas salieron airosos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here