LA ESTRATEGIA DE MORENA PARA ARRASAR EN ELECCIONES DE 2024

0
79

Redacción / Diario Contrapeso Ciudadano

Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador alistan una estrategia para arrasar en las elecciones de 2024.

Dicha estrategia incluye, por un lado, la consolidación de un esquema clientelar a través del reparto de programas sociales. Y por otro lado, el debilitamiento tanto de la oposición como de las instituciones electorales:

Debilitamiento del INE

Las bancadas de Morena en el Congreso parecen empeñadas en debilitar al árbitro electoral.

El diputado de Morena, Sergio Gutiérrez presentó este miércoles una iniciativa para que la presidencia del INE sea rotativa cada 3 años.

De aprobarse la iniciativa este año, entraría en vigor en 2020. Con ello, el actual consejero presidente, Lorenzo Córdova, sería relevado del cargo antes de las elecciones intermedias de 2021. Ese año, Morena espera ampliar su mayoría en el Congreso y ganar algunas de las 13 gubernaturas en disputa.

De forma adicional, se teme un golpe presupuestal al órgano electoral. Para 2019, el Congreso –de mayoría morenista– aplicó al INE un recorte de 950 millones de pesos. Al respecto, el propio Córdova advirtió que un recorte similar para 2020 sería insostenible, dado que ese año da inicio el proceso electoral de 2021; “el más grande de nuestra historia”.

Van también contra el Tribunal

Parte de la estrategia de Morena para las elecciones de 2024 también consiste en debilitar al Tribunal Electoral.

En septiembre, el grupo parlamentario de Morena en el Senado propuso reducir el periodo de 4 magistrados.

A partir de una reforma que data de 2016 se estableció que los magistrados José Luis Vargas e Indalfer Infante estarían en el cargo hasta 2023. Pero ahora, Morena busca que concluyan su encargo este año, por lo que no estarían en la elección intermedia de 2021.

Además, el periodo de los magistrados Felipe Fuentes Barrera y Reyes Rodríguez Mondragón vence hasta 2024. Pero Morena propone que dejen el cargo en 2022. Con ello, no llegarían a la próxima elección presidencial.

Programas sociales

Apenas en julio, el diputado por Movimiento Ciudadano, Higinio del Toro, informó que un funcionario de Bansefi le confesó que el gobierno busca “credencializar” como beneficiarios de programas sociales a al menos 70 millones de mexicanos.

De acuerdo con el legislador, la meta la 4T es tener 24 millones de beneficiarios de programas sociales en 2021 y 70 millones al final del sexenio.

Si se considera que en 2018 la lista nominal estuvo integrada por 88.1 millones de personas, lo anterior significa que en 2021, 27 por ciento de los electores serán beneficiarios de los programas sociales del gobierno.

Y para las elecciones de 2024, los programas clientelares del gobierno llegarán al 79 por ciento de la lista nominal.

Debilitamiento de la oposición

Por último, la estrategia se apuntala con la propuesta de reforma al artículo 41 constitucional para reducir a la mitad el financiamiento de los partidos.

Dicha reducción afectaría a la oposición, pero no a Morena. En primer lugar, porque se trata del partido que recibe más recursos. Y en segundo, porque cuenta con el impulso electoral de los programas sociales del gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here